Los Rótulos son una de las mejores opciones para resaltar tu marca, y para saber cual es la mejor para tu empresa, a continuación te explicamos en detalle los entresijos de este recurso tan potente

Todo aquel que posea un negocio pretende y desea captar la atención de los clientes, por ello hay que fomentar en la medida de lo posible la visibilidad de la marca, aprovechando todos los recursos posibles, por ello, hoy en nuestro blog, hablaremos de los rótulos exteriores.


Como empresa de diseño, experta en Comunicación Visual y Rotulación, sabemos por experiencia que este elemento es un buen recurso para diferenciarse de la competencia, proporcionando a la empresa un plus que refuerce la identidad de tu marca, haciéndola reconocible y fácil de recordar en la mente de los usuarios y futuros clientes.


La composición de los rótulos es muy importante y como siempre decimos en Vic Gráfico, la diferencia entre un buen trabajo y la excelencia está en los detalles y precisamente en eso es en lo que hay que tener especial atención y precisión, sobretodo a la hora de desarrollar un rótulo, puesto que es lo primero que la gente va a ver antes de acceder a tu negocio y es por ello que hay que crear un diseño que refleje una imagen clara de lo que el cliente va a encontrar.

Si hablamos concretamente de la composición, por lo general, los elementos principales que configuran un rótulo es el logotipo como elemento y foco principal del diseño junto con un slogan que da algo de información sobre la actividad de la empresa. Muchas empresas omiten el uso de este elemento porque con la información que expresa el logotipo es suficiente y optan por darle todo el protagonismo a éste.

Una vez que sabemos lo que es un rótulo y su composición general, tenemos que tener en cuenta otros factores, que sin duda son muy importantes y que influirán principalmente en el diseño e instalación del mismo.

Para ello hay que analizar el tipo de espacio donde está el local, el tipo de fachada, elementos que integran la misma, el espacio disponible, la visibilidad del espacio donde irá situado el rótulo y siempre hay que tener en cuenta la normativa vigente de tu localidad para evitar problemas.

Y ahora preguntaréis, y ¿qué tipos de rótulos hay?

Hay varios tipos que pueden ajustarse a lo que buscas y la combinación y diseños pueden ser muy variadas, pero de forma general, podríamos clasificarlos en dos grandes grupos:

Por un lado tenemos los Rótulos Luminosos

Pueden presentarse en Cajas de Luz, son los más utilizados por los comercios y negocios. Su construcción está compuesta por una estructura de metal colgada en la pared de cantos rectos o redondeados.

Otra variante serían las Letras Corpóreas con Luz, son letras en relieve y su diseño suele ser muy elegante. Pueden estar realizadas en materiales muy variados, ofreciendo diferentes acabados y diseños muy llamativos y atractivos. Se puede aplicar una iluminación directa o indirecta.

Después tendríamos las Banderolas Luminosas con Luz, esta estructura, es muy popular y se trata de un soporte que sobresale de la fachada, puede ser de diferentes formas y sobre él estaría el logotipo de la empresa.

Por otra parte, también tenemos los Rótulos sin Iluminación, estos pueden parecer menos llamativos por no utilizar el recurso de la luz, pero no tiene por que, ya que como insistimos siempre, un buen diseño siempre llama la atención.

Dentro de esta categoría estarían los Rótulos sin Iluminación, se trata de una estructura colgada de la pared, lo más habitual suele ser de forma rectangular, pero puede ser de cualquier otra, según lo pida el diseño. Puede estar fabricado en diferentes acabados y en ocasiones se alumbran con unos focos de luz externas para proporcionar más luminosidad y que sea visible en las horas del día de menos luminosidad.

Por último, tenemos la opción de la Banderola con Lona

Al igual que la banderola luminosa, la banderola con lona, parte del mismo concepto en cuanto a su estructura se refiere pero con un material diferente.

Share Button

Quizás también te interese: