Arquitectura de Información Para muchos puede sonar como algo nuevo, algo desconocido o inclusive por el nombre: algo aterrador. Es un paso imprescindible en la creación de un sitio, intranet o aplicación y trata de lo siguiente: Imaginemos que la tienda a la cual íbamos normalmente a comprar nuestros víveres ha sido cambiada, remodelada y demás; cuando buscamos algo en donde habitualmente: ¡Ya no lo está!, menudo lío; la pregunta aquí es:
¿Cómo hacer que las cosas estén situadas de una manera que un usuario intuitivamente pueda encontrarlas?
Exactamente es ahí donde entra la Arquitectura de Información, regresando al ejemplo del supermercado; quizás no sabemos donde están los (por ejemplo), chocolates, intuitivamente buscamos en los anaqueles donde se están los dulces, botanas y similares, y exactamente en el pasillo cuando vemos observamos empaques de celofán brillantes y un tremendo colorido,  ¡eureka! los hemos encontrado, ¿por qué ésto fué fácil?, por que fué agrupado por elementos similares, dentro de un grupo más grande y aún dentro de otro más grande el cual nos llevó a nuestro resultado. La arquitectura de información puede ser buena o mala. Hay muchas maneras de organizar la información, regresaremos al ejemplo del chocolate, la tienda pudo haberlos acomodado por color, por marca, por tipo o simplemente: por tamaño. Una mala Arquitectura de Información habría sido el colocarlo por la marca del proveedor, entonces tendríamos pasillos llenos de un sinfín de cosas, y habría que recorrer pasillo por pasillo y conocer qué hace cada fabricante. Por otro lado, tenemos uno más sencillo: Por tipo. Sabemos que el chocolate no es  un alimento nutritivo (sí, nos alejamos de las verduras y frutas), sabemos que es una botana,  y es cuando poco a poco empezamos a delimitar las opciones, de lo general a lo particular; entonces por último: sabemos que es un dulce, buscamos en el área de dulces y ¡wow! ahí está. Haciéndo un pequeño resúmen de lo que es la Arquitectura de la información podemos decir que se trata de:
  1. Organizar contenido u objetos
  2. Describirlos claramente
  3. Proveer señales y ubicarlos de una manera intuitiva.
En un sitio web, podemos tener un menú increíblemente grande o una lista de contenido inmenso en nuestro Home, pero siempre será más eficáz si lo reducimos a grupos en donde los contenidos están relacionados. Hasta hace poco aún veo sitios en donde la práctica no es la más conveniente, y aún puedo ver en la página de inicio opciones como:
  • Nuestra misión
  • Nuestra Visión
  • Historia
  • Método de trabajo
Son cuatro elementos que amplían drásticamente nuestras opciones de elección y terminaremos eligiendo ninguna, todas las anteriores caben perfectamente dentro de una: “Nosotros” ó “Conócenos”, cualquiera de las dos etiquetas es descriptiva. ¿Por qué es importante la Arquitectura de Información? Como todos podemos recordar “content is king“, y la Arquitectura de Información se trata totalmente de como situar las cosas, un usuario que no puede encontrar el contenido que desea en la primera ocasión, será un usuario menos de nuestro portal. Siempre ésta nos ayudará a localizar los elementos de la mejor manera, la más clara, la más rápida: la más eficáz. - Existe un muy buen recurso llamado:
  • “A practical guide to Information Architecture” escrito por Donna Spencer, es muy explícito y lo pueden conseguir aquí.
En próximos post profundizaremos en la Arquitectura de información, técnicas, ejemplos prácticos y demás.