Lo peor de la crisis ya ha pasado, al menos para el gigante de Internet Google, que se congratuló de haber aumentado un 27 por ciento su beneficio del tercer trimestre y un 7 por ciento sus ingresos, estancados desde comienzos de año.

“Creemos que hemos superado lo peor de la recesión y nos sentimos con confianza para invertir en el futuro”

… dijo Eric Schmidt, consejero delegado del buscador, insinuando que la empresa volverá a aumentar su ritmo de contratación y gasto en nuevos productos.

Desde que los ingresos de la firma cayeran en el primer trimestre por primera vez en su historia, Google ha disminuido considerablemente sus gastos y cancelado todos aquellos proyectos poco productivos para concentrarse en sus actividades más rentables.

Frente a su frenético ritmo de contratación de los últimos años, el buscador congeló su plantilla e incluso redujo personal en áreas como márketing. Pero, como preveían los expertos, Google ha sido una de las primeras empresas en beneficiarse de la tímida recuperación económica y del crecimiento del gasto de los anunciantes en publicidad online, con la que genera la mayoría de sus ingresos.

El beneficio neto fue entre junio y septiembre de 1.640 millones de dólares, un 27 por ciento más que en el mismo periodo de 2008 y la cifra más alta en un trimestre en los once años de vida de la compañía. Por su parte, la facturación llegó a los 5.940 millones de dólares, un 7 por ciento más.

Dos factores fueron claves en la subida de las ventas. Por un lado, el número de clicks pagados sobre anuncios en las páginas de Google y en las de sus socios avanzó un 4 por ciento respecto al anterior trimestre y un 14 por ciento respecto a los mismos tres meses del año anterior. Además, la cantidad pagada por los anunciantes cada vez que alguien pinchó con el ratón en sus anuncios subió un 5 por ciento frente al trimestre anterior, aunque permaneció aún un 6 por ciento por debajo del nivel del año pasado.

Visto en: Profesionalnet

Share Button

Quizás también te interese: