Está claro que la publicidad agresiva es la mejor forma de marketing que existe actualmente y si lo que quieres es llamar la atención, que mejor que romper con todos los moldes y poner el mundo del revés. Para promover el lanzamiento de nuevo programa de fidelización de Gap, Sprize, la tienda de GAP en Robson Street, en Vancouver, Canadá fue literalmente pues al revés.

La transformación se terminó en sólo doce horas, y se utilizaron 32 maniquíes, cuatro mesas de exhibición, cientos de camisetas, un carrito de hot-dogs, y tres coches para crear la ilusión.


Lo vimos en Toxel.

Share Button

Quizás también te interese: